DIRECCIÓN Y CONTROL (Shirley Hammond )

Con la finalidad de buscar en áreas en las que el manejador no pueda entrar o necesite evitar por
tratarse de zonas de peligro, el perro de desastres tiene que ser capaz de poder ser direccionado y
controlado a distancia. El manejador puede necesitar detener al perro para luego enviarlo
lateralmente, detenerlo, llamarlo, y posteriormente enviarlo lateralmente con el fin de alcanzar con
seguridad, zonas en donde se requiera buscar. 

Direccion_y_control.pdf (135,8 kB)